Cómo “Todo como código” transforma la entrega de software

ZinetroN/Shutterstock.com

Los enfoques de desarrollo de software «como código» han transformado la forma en que los equipos diseñan, construyen e implementan nuevas soluciones. La metodología ve todos los aspectos de un sistema almacenados como archivos versionados en un repositorio fuente. Todo, desde las especificaciones del proyecto hasta las reglas de enrutamiento de la red, se trata de manera similar al código real.

Pasar a «como código» para todo lo relacionado con su proyecto lo ayuda a mantener la coherencia, realizar un seguimiento de los cambios a lo largo del tiempo y automatizar sus procesos. Una implementación efectiva debería permitirle enviar software confiable de manera más eficiente.

En este artículo, exploraremos algunas de las formas específicas en las que tratar lo que no es código como código mejora la experiencia de desarrollo de software. También cubriremos algunas de las cosas que debe tener en cuenta a medida que avanza hacia un enfoque de todo como código.

1. Realmente cubre todo

Pasar por la puerta de enlace a «todo como código» significa que se compromete a colocar todos los componentes de su sistema en un sistema de control de código fuente. Por ejemplo, puede producir los siguientes activos durante su proyecto, cada uno de los cuales se beneficia del almacenamiento como código:

  • Especificación del proyecto – Almacenar su documento de especificación inicial como código garantiza que todos puedan acceder a él. Puede realizar cambios conservando todas las versiones anteriores.
  • Documentación – La documentación del proyecto como código garantiza que se almacene y versione junto con la fuente a la que pertenece.
  • Infraestructura – Puede usar tecnologías como Ansible y Terraform para definir mediante programación la infraestructura de su sistema, lo que garantiza que los recursos como las máquinas virtuales y las instancias de computación en la nube sean reproducibles.
  • Andamio – Sus plantillas para andamiaje de nuevos proyectos se pueden almacenar como código para que pueda clonar el repositorio para comenzar otro sistema.

El objetivo general es encapsular todo lo relevante para su proyecto como archivos versionados y almacenados centralmente. Este modelo da como resultado una única fuente de verdad para su proyecto, lo que brinda a todos un lugar común para buscar información, realizar cambios y compartirlos con otros. Es más eficiente que buscar datos en herramientas separadas como recursos compartidos de archivos, correos electrónicos y sitios de documentación independientes.

2. Se trata de automatización

Almacenar todo como código debería tener un impacto tangible en sus procesos. Esto se manifiesta a través de las oportunidades de automatización que crean las metodologías «como código».

Cuando las dependencias, el entorno, los ejecutores de pruebas y los pasos de implementación de su aplicación se almacenan como código, pueden ser consumidos por herramientas que automatizan las etapas relevantes del ciclo de vida. Esto reduce la carga de los operadores humanos para recordar secuencias manuales propensas a errores cuando un cambio está listo para continuar en el proceso.

La automatización normalmente se construye sobre flujos de trabajo «como código» utilizando canalizaciones de integración continua. Fusionar un cambio de repositorio en su rama principal ejecutará la canalización por usted, aplicando los cambios introducidos por el nuevo estado.

Las canalizaciones de CI se analizan comúnmente en el contexto de los cambios de código: el ejemplo canónico es una canalización que se implementa en producción cada vez que cambia el código. Sin embargo, las canalizaciones son en realidad solo scripts automatizados que se ejecutan cuando se produce un desencadenante (generalmente un evento de combinación). Podría tener una tubería que produzca un documento de diseño como un artefacto cada vez que cambie su especificación.

Almacenar todo como código maximiza su capacidad para aplicar la automatización a lo largo de todo su proceso. Puede comenzar a agilizar las etapas a nivel empresarial, así como los procedimientos técnicos tradicionales.

3. Declarar el estado actual

Los flujos de trabajo «como código» son mejores cuando se utilizan modos de expresión declarativos. Esto significa que sus archivos están escritos para que describan el estado deseado actualmente, en lugar de los pasos específicos utilizados para lograrlo.

La gestión declarativa del estado está respaldada por herramientas como Kubernetes y Terraform. Consumen los archivos en su repositorio y los comparan con su entorno existente. Los cambios se aplican automáticamente para que la instancia en vivo esté a la par con el estado actual de su repositorio.

Centrarse en el objetivo final elimina gran parte de la complejidad en torno a la gestión del flujo de trabajo. Se libera de tener que definir los pasos de migración precisos para cada cambio que realice, lo que elimina las tareas repetitivas que cargan rápidamente a sus equipos.

El estado declarativo no es viable sin una mentalidad de «como código». Debe escribir archivos que declaren su estado ideal, luego versionarlos para que pueda revisar y revertir los cambios en el futuro. Pasar a todo como código lo equipa para utilizar estos nuevos sistemas de gestión de flujo de trabajo.

4. Aumenta la consistencia

Almacenar todo en un solo lugar, con una metodología, tiene beneficios obvios para la consistencia. Los procesos inconsistentes a menudo obstaculizan los proyectos de software; los equipos pierden productividad rápidamente cuando cambian con frecuencia de contexto entre herramientas y flujos de trabajo.

Una buena coherencia también es beneficiosa para la seguridad y la redundancia. Tiene una superficie para auditar, proteger y respaldar, la de su proveedor de control de código fuente. La rotación de personal es menos disruptiva cuando tiene un registro completamente versionado de todo lo creado en su organización.

Los flujos de trabajo «como código» ayudan a la estandarización de procesos y herramientas. Esto lo ayuda a responder a cambios externos, como actualizaciones importantes de dependencias. A menudo, puede crear un script para estas migraciones reemplazando las referencias en todos los archivos en sus diversos repositorios de origen. Esto no sería posible si la información estuviera dispersa de manera inconsistente entre los sistemas.

5. Representa un cambio de mentalidad

Todo como código requiere un cambio de mentalidad. Funciona mejor cuando todos en su organización reconocen y comprenden los beneficios potenciales. Experimentará rendimientos disminuidos si el uso es irregular.

La adopción desigual entre los equipos puede permitir que las cosas se escapen, creando brechas donde la información no se rastrea adecuadamente. Es importante que documente su proceso e informe a todos cómo debe usarse.

A las personas que trabajan en equipos no técnicos se les debe ofrecer ayuda individual. Probablemente no estén familiarizados con el concepto de control de fuente y el uso de herramientas esenciales como Git. Prestar atención a los requisitos de estos usuarios los ayudará a familiarizarse, lo que hará que sea más probable que sigan con el flujo de trabajo y se sientan seguros al usarlo.

Apostar por todo como código no sucede de la noche a la mañana. Debe planificar cómo implementará el enfoque antes de establecer herramientas y procesos específicos. Su implementación debe revisarse periódicamente para que pueda detectar nuevas oportunidades y reincorporar la información que se sale de su sistema.

Conclusión

Los modelos de desarrollo “como código” son más que palabras de moda opacas. Almacenar todo como código desbloquea oportunidades de automatización y aumenta la eficiencia a lo largo de todo el ciclo de vida del software. Le permite pasar de etapas secuenciales que se ejecutan manualmente a flujos de trabajo altamente paralelos donde los humanos se enfocan en los aspectos personalizados de cada proyecto.

Es un reflejo curioso de la industria del software que, si bien el producto ha madurado considerablemente en las últimas dos décadas, gran parte del flujo de trabajo subyacente sigue siendo el mismo. Aunque la adopción generalizada de tuberías y contenedores de CI ha traído cambios a las etapas técnicas individuales, el proceso más amplio a menudo aún depende de acciones manuales. A un proyecto se le presentan rutinariamente nuevas herramientas para capturar información a medida que avanza desde la especificación hasta el diseño, el desarrollo y la entrega.

Todo como código ofrece un modelo holístico en el que un hilo común se ejecuta a lo largo de todo el proceso. Los archivos versionados almacenados centralmente mantienen a todos en la misma página y facilitan una integración poderosa con herramientas automatizadas. La adopción de un modo declarativo de expresión elimina los procedimientos manuales para que pueda concentrarse en el estado final de su aplicación, liberando más tiempo para trabajar en nuevas funciones.

Deja un comentario

En esta web usamos cookies para personalizar tu experiencia de usuario.    Política de cookies
Privacidad