¿Sabías? Las PC con Windows 10 tienen el «Modo de juego» activado de forma predeterminada

Signos de signo de interrogación de neón
ComicSans/Shutterstock.com

Todas las PC con Windows 10 tienen el «Modo de juego» habilitado de forma predeterminada. Microsoft una vez promocionó esta característica, pero ahora se desvaneció en el fondo. ¡Extrañamente, algunas personas informan que deshabilitar el modo de juego aumenta el rendimiento de ciertos juegos de PC!

¿Qué hace el «Modo de juego» en Windows 10?

Presentado por primera vez en Creators Update de Windows 10, que se lanzó en abril de 2017, el «Modo de juego» promete aumentar el rendimiento de muchos juegos de PC.

Aquí está la descripción oficial: Microsoft dice que Game Mode «ayuda a lograr una velocidad de fotogramas más estable según el juego y el sistema específicos».

Técnicamente, funciona detectando juegos y dándoles acceso prioritario a los recursos de tu computadora. El juego en el que te concentras obtiene más recursos de CPU y GPU, mientras que otras aplicaciones y procesos en segundo plano obtienen menos recursos. Esto solo funciona si Windows 10 detecta que estás jugando.

de Microsoft explicación limitada de Game Mode también dice que, en Game Mode, Windows Update no instalará automáticamente los controladores de hardware ni le notificará que reinicie su PC mientras está jugando. Esto reducirá las interrupciones.

¿El modo de juego mejora el rendimiento?

La ventana del widget de rendimiento en la barra de juegos Xbox de Windows 10
Esta ventana de rendimiento flotante se encuentra en la barra de juegos Xbox de Windows 10.

El modo de juego puede aumentar el rendimiento de juego de su PC, o puede que no. Según el juego, el hardware de su PC y lo que esté ejecutando en segundo plano, es posible que no vea ninguna diferencia.

Verá el mayor aumento en el rendimiento de los juegos cuando un juego compite por los recursos con otros programas en ejecución en su PC. Si su PC tiene muchos recursos de CPU y GPU para todos, es probable que el modo de juego no sirva de mucho.

Una prueba de 2017 de jugador de pc descubrió que Game Mode mejoraba un poco el rendimiento del juego en hardware de gama baja. Sin embargo, eso se produjo a expensas de las tareas en segundo plano: con el modo de juego habilitado, no era posible reproducir un video de YouTube en segundo plano mientras se jugaba sin que la reproducción del video tartamudeara. Es una compensación: mientras se juega, los recursos se toman de las tareas en segundo plano y se entregan al juego.

¿Por qué está activado de forma predeterminada?

El modo de juego intenta detectar automáticamente cuándo estás jugando y solo actúa si Windows cree que lo estás. Entonces, si usa navegadores web y software de oficina todo el día, Game Mode no hace nada en absoluto.

Sin embargo, cuando inicia un juego, el modo de juego de Windows 10 entra en vigor y prioriza ese juego sobre todo lo demás en su PC. Entonces, ¿por qué el modo de juego no estaría habilitado de forma predeterminada? No hace nada a menos que Windows piense que estás ejecutando un juego.

El modo de juego a veces puede causar problemas

Algunos usuarios de Windows han informado que algunos juegos en realidad funcionan más lentamente con el modo de juego habilitado. Suena extraño, y ciertamente no debería funcionar de esta manera, pero a veces lo hace.

Por ejemplo, en mayo de 2020, Gurú 3D escribió sobre informes de Game Mode que conducen a tartamudeos y pantallas congeladas con hardware de gráficos NVIDIA y AMD.

¿Por qué podría pasar esto? Bueno, todo lo que tenemos es especulación. Sin embargo, al asignar más recursos de hardware a un juego de PC y quitarle prioridad a las tareas en segundo plano, el modo de juego teóricamente podría restar recursos a tareas importantes en segundo plano, lo que provocaría interrupciones en el sistema o ralentizaría el juego. O tal vez solo hay errores extraños en el modo de juego con juegos o controladores de gráficos específicos. Windows es muy complicado.

De cualquier manera, si encuentra problemas extraños (tartamudeos, bloqueos, bloqueos o FPS bajo en general) mientras juega un juego de PC, es posible que desee desactivar el modo de juego y ver si eso resuelve su problema. Es un paso útil para solucionar problemas.

Cómo habilitar y deshabilitar el modo de juego de Windows 10

Para controlar el modo de juego, abra la ventana Configuración desde el menú Inicio o presionando Windows+i. Dirígete a Configuración> Juegos> Modo de juego.

Aquí encontrarás una sola configuración: Modo de juego, que puedes activar o desactivar. De forma predeterminada, está activado. Si desea desactivar el modo de juego, simplemente haga clic en el interruptor y configúrelo en «Desactivado».

Configuración del modo de juego en Windows 10

Eso es. En las versiones modernas de Windows 10, no hay forma de habilitar o deshabilitar manualmente el modo de juego para un juego individual. En la Actualización de creadores de 2017, podía activar o desactivar el modo de juego para juegos específicos en la interfaz de la barra de juegos de Xbox, pero esta opción ya no está. A partir de la actualización de octubre de 2020 de Windows 10, no la encontrarás en ninguna parte de la barra de juegos de Xbox moderna.

Todo lo que puede hacer es activar o desactivar el modo de juego en todo el sistema. Si Windows cree que estás jugando un juego, Windows activará los ajustes del modo de juego. Si Windows no detecta que está jugando un juego, no hay forma de habilitarlo manualmente.

Sin embargo, no se preocupe: incluso si Windows no se da cuenta de que está jugando y no activa el modo de juego, probablemente no se esté perdiendo mucho.

RELACIONADO: 6 excelentes funciones en la nueva barra de juegos de Windows 10

Deja un comentario

En esta web usamos cookies para personalizar tu experiencia de usuario.    Política de cookies
Privacidad